Síguenos.

Suscríbete para Saber Novedades
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Entradas recientes

El regreso de visiones políticas fundamentalistas, muchas veces cargadas de ropaje
religioso en Nuestra América, alerta a todas las comunidades de bue...

ECUMENISMO Y ESPIRITUALIDAD LIBERADORA EN NUESTRA AMÉRICA

October 20, 2018

1/8
Please reload

Entradas destacadas

LA ONU Y EL CUIDADO DE LA CONVIVENCIA Y DE LA CASA COMUN

September 30, 2017

El martes 27.09.2017, se realizó en la Organización de Naciones Unidas, la Plenaria de Alto
Nivel para conmemorar el Día de la Eliminación de las Armas Nucleares. Ocasión relevante
para tomar en cuenta, en esta crisis global, la necesidad de cuidar a su gente y su Casa Común.
En esa ocasión, Jorge Arreaza, Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, país que
preside el Movimiento de Países No Alineados (MNOAL) señaló que “la única manera de
evitar el uso de armas nucleares es su eliminación”. En la 72 sesión de la Conferencia General
del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Realizada del 18 al 22 de
Septiembre 2017, en la sede de la ONU en Viena, el MNOAL organizó un evento
conmemorativo, donde el presidente de MNOAL capítulo Viena, embajador de la República
Bolivariana de Venezuela Jesse Chacón resaltó la importancia del evento afirmando que “Las
armas nucleares representan la mayor amenaza para la humanidad, es por esta razón que el
movimiento está profundamente preocupado por su permanencia y por la falta de progreso de
los Estados poseedores de armas nucleares para cumplir sus obligaciones jurídicas”.
En esta crisis de humanidad, cuando se presentan grandes eventos atmosféricos como los
huracanes en el Caribe, atribuibles en buena medida a los efectos del calentamiento global,
resulta especialmente necesario tomar en cuenta en la necesaria convivencia global humana,
valorar éticamente la gran paradoja que presenta la gran cantidad de recursos que potencias
atómicas dedican al gasto bélico, mientras generan tensiones humanas con la gente y rechazan
asumir compromisos de protección ambiental. Y lejos de generar acciones de solidaridad frente
a las grandes tragedias vividas por pueblos enteros, que tienen que migrar de situaciones
extremas frente a guerras inducidas o grandes eventos telúricos, tienden a colocar muros de
rechazo humano tanto físicos como legales, ocasionando inclusive pérdidas humanas en el
Mediterráneo. Con rechazo a los migrantes y refugiados.
El Padre Juan Vives, presidente fundador de la Fundación Latinoamericana por los Derechos
Humanos y el Desarrollo Social, FUNDALATIN, quien trabajó con refugiados provenientes de
las dictaduras del Cono Sur, durante los años 1970, afirmaba la necesidad de afirmar al
“derecho a no tener que emigrar”. Pues salvo por motivos de estudio, turismo o vocación, la
gente no sale de sus territorios voluntariamente, sino como consecuencia de situaciones
inhumanas de existencia.
Es así como se hace éticamente valioso el aporte del Papa Francisco al inaugurar la campaña
mundial sobre migración «Comparte el Viaje» que ha puesto en marcha Cáritas Internationalis
(Septiembre 2017) reafirmando la necesidad de entablar relaciones entre migrantes, refugiados
y comunidades locales ». «No tenemos miedo de compartir el viaje! ¡No tenemos miedo de
compartir la esperanza!». Y su oración final en su Encíclica Laudato Si, sobre el cuidado de la
Casa Común, (24.05.2015) “Los pobres y la tierra están clamando: Señor, tómanos a nosotros
con tu poder y tu luz, para proteger toda vida, para preparar un futuro mejor, para que venga tu
Reino de justicia, de paz, de amor y de hermosura. Alabado seas. Amén”.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags