Síguenos.

Suscríbete para Saber Novedades
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Entradas recientes

El regreso de visiones políticas fundamentalistas, muchas veces cargadas de ropaje
religioso en Nuestra América, alerta a todas las comunidades de bue...

ECUMENISMO Y ESPIRITUALIDAD LIBERADORA EN NUESTRA AMÉRICA

October 20, 2018

1/8
Please reload

Entradas destacadas

EN MEDIO DE CONFLICTOS LLEGA LA ESPERANZA TRANSFORMADORA

December 23, 2017

Señala el teólogo brasileño Leonardo Boff, al analizar el telón de fondo de la guerra
cibernética, aquella que no usa armas físicas sino el campo cibernético con la utilización
de virus y hackers para dañar los sistemas informáticos, en bancos, sistemas financieros o
militares y comunicaciones: “La agencia de políticas de desarrollo, Oxfam, presente en 94
países y asesorada por científicos del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts), nos
proporcionó este año de 2017 los siguientes datos: el 1% de la humanidad controla más de
la mitad de la riqueza del mundo. El 20% más rico posee el 94,5% de esa riqueza,
mientras que el 80% debe conformarse con el 5,5%. Es una profunda desigualdad que
traducida éticamente significa una injusticia perversa… El mayor riesgo de la guerra
cibernética es que puede ser conducida por grupos terroristas…Estamos, por tanto, frente
a riesgos innombrables, fruto de la razón enloquecida. Sólo una humanidad que ama la
vida y se une para preservarla podrá salvarnos.”

 


Conflictos globales donde se usa la máxima tecnología para oprimir. Por su parte,
reflexionando sobre llegada del Niño Liberador, afirma el teólogo brasileño Marcelo
Barros: “Celebrar la Navidad es revivir en lo más íntimo de nosotros algo de la inocencia
del primer amor: estamos hechos de amor y para el amor. Estamos en busca de un cielo
que está escondido en el propio corazón humano y que puede acoger la vastedad de
nuestros sueños…La palabra Dios nos enseña a ser siempre críticos en relación a la
realidad. Los medios de comunicación y muchos gobernantes se han unido en la tarea de
probar que el ser humano es visceralmente malo y que la sociedad humana no tiene
solución. La propuesta de ellos es intentar sobrevivir...en la barbarie nuestra de cada día.
Por eso la celebración de la Navidad necesita ser una profecía contra ese
pesimismo…Cada año celebramos la Navidad para recordar que hoy, la Belén en la cual
nació Jesús, es aquí donde vivimos...Vamos a superar el clima hostil de intolerancia y
radicalismos que invaden nuestra sociedad y llamar a las personas a mirar las estrellas y
con nosotros cantar la alegría de la fe: “…En nosotros, la Palabra se hace carne y habita
entre nosotros. Aleluya.” (Barros M. Manifiesto de la esperanza transformadora. Correo
del Orinoco. 17.12.2017)


Que en este tiempo, como dice Barros, podamos colocarnos en camino, como los pastores de
Belén, es urgente contradecir el pesimismo y con la llegada del Niño Liberador, prepararnos
en familia, comunidad local y comunidad humana, abrazando las diferentes culturas y
diferentes fuentes espirituales desde la Patria Grande y hacia todo el mundo, para vencer las
tendencias del odio y hacer del 2018, un año de reconciliación humana. Asumiendo el
testimonio de seguidores del Niño Liberador, como Francisco de Asís, Martín Lutero, Teresa
de Ávila, y Mahatma Gandhi, Martin Luther King y desde la Patria Grande: Oscar Romero,
Helder Cámara, Juan Vives y el esfuerzo actual del Papa Francisco, para asumir la esperanza
transformadora que llega con la paz del Niño Liberador, con capacidad de servicio, verdad,
justicia y Cuidado de la Casa Común. Para poder darse con las comunidades de buena
voluntad del mundo un abrazo de Feliz Año constructor de paz 2017. La Palabra se hace
carne y habita entre nosotros. Aleluya.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags